Ola de frío congela precio de la parafina

Publicado por el

Blog Académico

La inflación es un fenómeno social que cada cierto tiempo golpea y afecta a la economía mundial y, especialmente, a la población más vulnerable. El fenómeno se produce por distintas razones, pero, fundamentalmente, cuando la oferta de productos y servicios escasea u otras variables que influyen en la economía se ven alteradas. Esta vez se suman las consecuencias de la pandemia y se agregan los efectos generado por la guerra entre Rusia y Ucrania que, debido a las especulaciones generadas, obliga a muchos a abastecerse de recurso de primera necesidad, alterando los consumos habituales.

Uno de los efectos de mayor notoriedad en la economía en este sentido, dice relación con el alza en los precios de los combustibles, entre ellos la parafina, altamente utilizada por las familias especialmente para calefaccionar y, en algunos casos, preparar los alimentos necesarios para la subsistencia diaria.

El fenómeno de alza de precios afecta a los combustibles en general. Por esta razón se ha dado énfasis en estabilizar los precios de la parafina, el gas y la electricidad. Respecto de la parafina, recientemente fue aprobado un proyecto de ley que permite inyectar 40 millones de dólares al Fondo de Estabilización de Precios del Petróleo (FEPP). Esto dentro del plan del Gobierno, Chile Apoya, que considera un paquete de medidas para contener los altos precios de este combustible. Con estas medidas se estima, según señalo la autoridad, se producirá una reducción del precio de la parafina estabilizándose en alrededor de los mil pesos para la región metropolitana y mil 20, en el resto del país, lo que se mantendrá estable a lo largo del invierno, generado esto una gran ayuda a las familias chilenas.

Sin duda, la medida es transcendental, especialmente en estos momentos en que una ola de frio afecta a casi todo el territorio nacional. Las familias de sectores vulnerables seguramente estarán contentas de recibir una noticia como esta. Sin embargo, debemos tener presente que no es una medida que solucionara el problema de forma definitiva y difícilmente se volverá a los precios que este combustible tenía hasta antes de la aparición de la pandemia.

La medida se mantendrá por este invierno, es decir, hasta septiembre, según lo manifestado por las autoridades, después de esta fecha pocos se acordarán del precio del combustible pues ya paso el frio y la temperatura sube, por lo tanto, su consumo baja y será hasta el próximo invierno en que quizás se vuelva a discutir sobre la conveniencia de bajar o mantener los precios. Mientras tanto la población debe esperar que los honorables diputados y senadores de la república, electos por el pueblo que sufre el frío, tendrán el tiempo de buscar una solución definitiva al problema energético, los precios de los combustibles y tantos otros pendientes de solucionar, que afectan a la población de nuestro querido Chile.